De cómo estuve perdida y Carlton me rescató o mi oda personal a Lost (Perdidos) Parte 1


Anotación previa: los guiones se escriben con fuente courier 12 y los diálogos tienen que estar centrados con el personaje. Sobre estas y otras cuestiones técnicas, el WordPress se limpia el culo sin ningún pudor, así que disfrutad con la lectura y adorad a La Guionista Famélica que ha tenido un accidente no especificado sobre un lugar selvático desconocido, está confusa y aterrada y se va a encontrar con un tipo dispuesto a antagonizarla hasta límites insospechados. Bon Appétit!

EXT. SELVA, BOSQUE DE BAMBÚ – DÍA

Un OJO femenino cerrado que se abre impetuoso y confuso y refleja en su iris azul el brillo del cielo sobre él acompañado de un JADEO.

Las copas de unas altísimas PLANTAS DE BAMBÚ se mecen con el viento impidiendo ver el cielo.

Tumbada sobre la hierba, UNA CABEZA FEMENINA, en la treintena, con una herida en la mejilla y el PELO CASTAÑO revuelto, luego su TORSO vestido con un traje de chaqueta, luego, toda ella, confusa y tirada sobre vegetación destrozada trata de mover UN BRAZO.

UN CHASQUIDO entre los matorrales. La CABEZA se gira. Sólo hay maleza, bambú y más allá oscuridad. La MUJER JADEA y entrecierra los OJOS. Entre las plantas de bambú aparece un GOLDEN RETRIEVER, joven y de color crema que anda hacia ella y después emprende huida pasando por encima de su CABEZA.

La MUJER, haciendo esfuerzos se sienta mareada y luego se pone en pie ayudándose de las plantas de bambú cercanas haciendo gestos de dolor. Mueve su americana dejando ver la camisa blanca y se mira el costado. Vuelve la CABEZA en un gesto de dolor.

La MUJER, recostada sobre el bambú se lleva la mano al bolsillo y saca UN BOTELLÍN DE MINIBAR. Está mareada y vuelve a guardarse el botellín, jadeante y dolorida.

La MUJER comienza a correr entre las plantas de bambú, cada vez toma más velocidad, se choca contra la vegetación, aparta los tallos con los brazos, sigue corriendo cada vez más rápido confundiéndose con los tallos de bambú en su huida. Llega a un claro y en su carrera deja atrás una zapatilla de deporte blanca que cuelga de las ramas de un árbol.

EXT. PLAYA – DÍA

La MUJER para y mira a su alrededor, ahora la vegetación es menos cerrada y deja ver un cielo azul y claro, frente a ella se extiende una playa de arena blanca y más allá un mar azul y calmado, gira sobre sí buscando algo o alguien y en la playa, donde no había más que arena ahora está CARLTON CUSE, unos cincuenta años, alto y de pelo entrecano vestido con una camisa hawaiana y shorts, en una MANO lleva un cocktail azul con sombrillita.

CARLTON CUSE

Llegas tarde, Guionista Famélica.

LA GUIONISTA FAMÉLICA

¿Qué?… oye, amigo, menos mal que encuentro a alguien ¿no tendrás aguja e hilo, por casualidad? Y un par de calmantes.

CARLTON CUSE

Sígueme

LA GUIONISTA FAMÉLICA

¿Qué? ¿A dónde? No pienso moverme hasta que fluya una buena dosis de Nolotil por mi flujo sanguíneo

CARLTON CUSE

No hay tiempo, confía en mí

LA GUIONISTA FAMÉLICA

¿Estás de broma? Ya puedes ir llamando al 112, voy a desmayarme en cero coma.

CARLTON CUSE

Vamos, tenemos que protegernos. La isla te curará.

LA GUIONISTA FAMÉLICA

¿Estás desvariando o cómo va la cosa? ¿Qué dices de una isla? Llama a una ambulancia, dominguero de los cojones.

UN CHIRRIDO en la lejanía se va haciendo más cercano a LA GUIONISTA FAMÉLICA y a CARLTON CUSE, que empieza a pasar el peso de una pierna a otra de forma inquieta, luego deja caer el cocktail.

El líquido azulado del cocktail derramado y la sombrillita llena de arena están cerca del PIE descalzo de CARLTON CUSE.

CARLTON CUSE se acerca a LA GUIONISTA FAMÉLICA y la agarra por las solapas de la americana

CARTON CUSE

Está llegando, hay que correr.

LA GUIONISTA FAMÉLICA

¿Desde cuando pasa un metro cerca de la playa? No querrás ahorrarte el taxi…

(marcando mucho las palabras)

Usa el puto móvil y llama al SAMUR

CARTON CUSE

Guionista Famélica, tu vida depende de que deposites toda tu fe en mí. Ahora.

LA GUIONISTA FAMÉLICA

Espero que estés en forma porque…

LA GUIONISTA FAMÉLICA se desmaya.

Acerca de La Guionista Famélica

La Guionista Famélica.
Esta entrada fue publicada en Mi vida en prosa y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s