Devil (La trampa del mal)


Hace tiempo que me fijé en esta película. Me atrajo de ella dos cosas: la primera que estaba basada en una historia de M. Night Shyamalan y la segunda que adoro las pelis diabólicas.

El guión es de Brian Nelson, también conocido por la insoportable “30 días de oscuridad” y la interesante “Hard Candy”.

Pero lo primero es lo primero. Veamos el trailer:

Últimamente ya no me siento tan en sintonía con Night. Noto que es como un barco a la deriva que no sabe dónde atracar y se deja llevar por las indómitas mareas de a saber Dios que gran productora.

Sin duda podría ponerme a estudiar una a una sus películas y ver en qué punto dejó de hacerme tilín pero creo que en realidad y pensándolo fríamente nunca me llegó a hacer el suficiente tilín o le estaría defendiendo a muerte.  Es como si quisiese que me gustara y lo tengo tan interiorizado que hasta me lo creo.

Sí, sí, sí. ¡Oh! “El sexto sentido” ¡qué gran película! De esas que no se olvidan. La miras una vez y…tienes que volver a verla otra vez para asegurarte de si en esa escena llegaron a tocarse las manos.

Pan para hoy y hambre para mañana, eso es “El sexto sentido”. Una película de revelación nunca se convertirá en un mito a menos que en el ínterin hasta el “revelador” final, nos esté contando algo tan espectacular que el final no sea más que la guinda del pastel. Como por ejemplo “El club de la lucha”. Y si lo pensáis bien, ¿cuántas veces se puede aguantar la historia de un niño-médium? y ¿la historia de un anarco-masoquista con intención de acabar con el capitalismo? Mi repuesta siempre es: ¡te adoro Jim Uhls por hacer esa soberbia adaptación de Chuck Palahniuk!

Total. No os creáis…seguro que ya me conocéis y sabéis que soy blandísima y lo veo todo, todo y todo. Por eso lo he visto todo de Night pero cada vez que pago religiosamente mi entrada de cine para ver su última obra maestra, salgo decepcionada. No escucharéis que digan:

La nueva película de M.Night Shyamalan, aclamado director/guionista de:  “La muchacha del agua”, “El protegido” y “El incidente”.

De hecho, lo más probable es que la mitad de su familia le haya retirado la palabra después de “El último airbender”.

Pero que no decaigan los ánimos. Tropezar en la misma piedra, como buenos seres humanos que somos, ayudará al pobre Night a pagar la hipoteca y a sus hijos a ir a la universidad. Y la verdad es que… no se si decirlo. Venga, la verdad es que el trailer tiene buena pinta y me muero de ganas de ver la peli.

¿Por qué? ¡¡Por qué, Dios mío, me has hecho tan débil! ¿por qué soy una adicta al género de fantasía-terror?

No puedo estar segura de la respuesta, pero sí que se que me molan los ambientes opresivos. Que se pueda desarrollar una historia con sentido en un entorno tan limitado siempre me llama mucho la atención, aunque luego la acción se abra hacia exteriores o haya personajes fuera del “escenario” principal. Ejemplos de ello sería “Buried (Enterrado)” que transcurre totalmente en un ataúd o “Phone Booth (Última llamada)” que como su nombre indica transcurre en una cabina telefónica. Así que una película que transcurre en un ascensor es de las mías. Y si dentro del ascensor hay cinco personas: un hombre de negocios, una joven ejecutiva, una marujilla de mediana edad, un guarda de seguridad y un joven modernillo, de los cuales uno… o ninguno es un demonio, para qué contarte.

Hace siglos que la han estrenado en USA y América Latina. El estreno en España se ha ido retrasando y retrasando aunque supuestamente llegará a principios de enero. He hecho un gigantesco esfuerzo y no la he visto todavía, pero si esperan mucho más la veré en inglés y ya os contaré.

Y lo más importante, prometo un especial de películas realmente diabólicas. Pronto…

ACTUALIZACIÓN: Película vista. Títulos de crédito opresivos, sutiles e inquietantes. Todo boca a bajo como signo de lo que funciona mal y del anticristo (ya sabéis, cruces invertidas y demás parafernalia). Empieza bien, pero engaña un poco, porque el incidente desencadenante que sirve para introducir la trama principal (como presagio del mal por venir) se diluye en la nada. Te hace sentir un poco extraño, porque se ve claramente lo que ocurre y sin embargo cuando llega el “protagonista”, el policía encargado de descubrir lo que ha ocurrido, la escena del crimen no encaja y no se vuelve a hablar más del tema. ¿Por qué digo “protagonista”? Porque se supone que tenemos que estar de su lado y seguirle en su investigación, avanzar con él. Pero este “protagonista” no provoca el clímax del tercer acto, por lo que no es el verdadero Protagonista y tampoco lleva la acción, es un mero espectador-conductor.

Ya sabemos de qué va esta película. Cinco personas se encuentran en un ascensor parado en un rascacielos y tratan de sacarlos de allí pero no pueden. Uno de ellos es agredido mientras se produce un apagón en el interior de la cabina y por supuesto nadie ha podido entrar. Así es cómo uno a uno van cayendo y nuestro policía asiste impotente a tales hechos desde una pantalla de seguridad. ¿Quién es el verdadero Protagonista? Pues uno de los que están dentro del ascensor, pero no voy a decir quién, claro. Y ¿por qué este guión necesita dos protagonistas? Pues está muy claro. En esta historia, el protagonista encerrado en el ascensor es bastante pasivo y no puede dar mucho juego, pero puede llevar la voz cantante en el clímax. El otro protagonista es el que se encarga de movilizar la acción y en realidad no es un protagonista. Sin embargo no os sintáis decepcionados. Los dos se juntan en la resolución y su relación queda cerrada. Causa-Efecto.

Y no os preocupéis, porque como dice un secundario-narrador-voz en off (absolutamente innecesaria, por cierto, pero sin la que este guión no funcionaría): “Las historias de mi madre siempre acababan bien, ya que si existe el diablo, también existe Dios”.

Justicia restablecida.

Anuncios

Acerca de La Guionista Famélica

La Guionista Famélica.
Esta entrada fue publicada en Películas, Trailers y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s