La primera del año: No controles… y Pagafantas.


La primera película del año siempre es un placer semejante a cosas de la vida que no se pueden pagar con dinero.

Estoy segura de que a vosotros nunca os ha pasado lo que os voy a contar, pero a mí, como buena Guionista Famélica y obsesivo-compulsiva visionadora de material audiovisual, me pasa a menudo. Aunque he de ser sincera: desde que el precio del cine se ha puesto por las nubes trato de controlarme.

A lo que me refiero es a esa sensación que me atenaza de tanto en tanto obligándome a entrar a cualquier cine a calmar mi ansiedad con una buena historia. Cierto es que a veces esa necesidad imperiosa puede acarrear fatales consecuencias, como que la película sea mala de cojones. Sin embargo, simplemente el sentarme en una sala a oscuras preparada para el ritual fílmico, el placer de quejarme o extasiarme con los nuevos trailers y esa sensación de mariposas en el estómago, actúan como un bálsamo reparador en mi estado anímico que hace valer la pena los ocho euros en los que se ha puesto el chute individual de mi droga favorita.

Pues bien. La primera película del este año ha sido “No Controles”, dirigida por Borja Cobeaga y co-escrita por éste y Diego San José.

¿Ese chaleco no tiene un aire al de Marty McFly? Cool

Seguramente os preguntaréis porqué adjunto en el título a Pagafantas (dirigida y co-escrita por las mismas personas). Bueno, pues porque llegué a casa, encendí la tele y me di cuenta de que iban a ponerla en diez minutos y me dije: ¡pues mira qué bien!, vamos a volver a verla y así comparamos en caliente.

Y tanto que comparamos.

Pero antes de empezar a decir nada tengo que dejar clara una cosa. En el cine español falta comedia agradable y sobra comedia chusca mezclada con sexo gratuito. Dicho lo dicho, comencemos:

No Controles:

La nueva comedia de regustillo ochentero de Borja Cobeaga.

Una pareja que ha roto se queda tirada por una nevada y se ve obligada a pasar la Nochevieja en un hotel con habitaciones tapizadas con telas de cuando Massiel cantaba el “La, la, la”. Esta historia no daría para mucho más que para una sonrisa displicente a tenor de las vacuas interpretaciones de Unax Ugalde y Alexandra Jiménez. Sin embargo, el protagonista se encuentra con un tal Juancarlitros, un showman trasnochado salido de una pesadilla ochentera, interpretado por Julián López, que les arregla la papeleta y de paso la película. Juancarlitros, que es un tipo plasta y cutre hasta la médula pero que tiene un corazón de oro (golpe doble con el puño de la mano derecha sobre el corazón), se empeña en juntar a los tortolitos contra viento y marea en un ejercicio de puro vodevil (pero sin los números musicales, no sufráis).

Si queréis que os diga la verdad, es una película para el exclusivo lucimiento de Julián López y me parece de puta madre. Todavía me estoy riendo de las cuatro puntadas que dio en “Que se mueran los feos” y creo que es el salvador de “No controles”. Es más, reflexionando he llegado a la conclusión de que, en realidad, los guionistas vieron tanto potencial en el personaje que pensaron una historia para presentarle como es debido y de ahí que a nadie le importe una mierda si Unax consigue su objetivo  porque no es una película sobre chico recupera a chica, sino sobre cómo sobrevivir al cegador carisma de Juancarlitros.

El chou de Juancarlitros

Por lo demás, “No controles” es un calco de las pelis estilo “Lío embarazoso”, “Virgen a los cuarenta”, “Te quiero tío” y similares. Un tipo fracasado (da igual en el campo en que fracase: amistad, sexo, relaciones interpersonales), que con la ayuda de gente variopinta logra mejorar. Todos son gente de buen fondo y qué felices estamos al final.

¿Que si me gustó? La primera película del año es para saborearla sin prejuicios. Podría haber sido peor y haber entrado a ver “The tourist”, ¿no? Me gustó porque me gusta la comedia hecha con elegancia aunque no sea una obra maestra. Me gustó porque Juancarlitros me pareció un personaje divertido y me gustó porque te ríes un rato y eso es lo que importa en una comedia.

Pero claro, las comparaciones son odiosas y después revisioné…

Pagafantas:

Ella es la pesadilla de todo joven hormonado

Y Pagafantas es otra historia. Pagafantas llega a otro nivel porque tiene una historia que interesa, te importa lo que le pase al protagonista y está contada de una forma ingeniosa. Además, la antagonista es una de armas tomar y el final es inusualmente poco convencional para lo que estamos acostumbrados en la “supuestamente comedia ligera” de la que parece revestida Pagafantas.

Con Pagafantas no te ríes a carcajadas. Es más, puede que ni te rías, pero tiene mucha gracia, aunque a veces sea una gracia parecida a esa que se te atraganta con “The office” o “Extras”. Ésa que te hace sentir incómodo porque aunque tenga gracia es como para que no la tenga. Es, en definitiva, una delicatessen del cine español contemporáneo.

A ésta la nominaron al Goya a mejor director novel y a mejor actor revelación. Una pena que se olvidasen del guión, pero me da a mí que es una utopía que una película cómica o musical se lleve un premio aunque se lo merezca. Por cierto, qué bonitos que son los musicales… ya hablaré de ellos en alguna ocasión.

Recapitulando:

1.- La primera película del año siempre tiene un lugar especial en mi corazón.

2.- Es mejor no ver “No controles” y “Pagafantas” seguidas.

3.- Con la última película del año no puedo ser tan benevolente. De hecho, estaba tan molesta que no he podido plantearme escribir nada hasta que no ha pasado un buen tiempo… ¿Os pica la curiosidad? Seguro que estáis de acuerdo conmigo en que es necesario distanciarse de “Balada triste de trompeta” para no meterle la ídem por el culo a nadie. Quizás hable de esa atroz experiencia en otro post. Quién sabe…

Anuncios

Acerca de La Guionista Famélica

La Guionista Famélica.
Esta entrada fue publicada en Películas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La primera del año: No controles… y Pagafantas.

  1. alfredo dijo:

    estaba buscando una pelicula similar a Pagafantas para poder seguir autolastimandome audiovisualmente y di por casualidad con tu entrada, a continuación me dispongo a ver no controles tras pagafantas a pesar de tu recomendación, y luego buscare más hasta que encuentre una que me haga reaccionar…. lol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s