De cómo me fui de pitching


El piloto está terminado. ¿Dónde está el productor?

Últimamente, La Guionista Famélica ha estado muy ocupada dando los últimos retoques a una obra cumbre de la ficción universal que está por venir. Pura rutina, vamos. Hacer obras cumbre de la ficción universal no supone ninguna dificultad para estos huesecillos hambrientos desde el pacto con el Hombre de Rojo.

Pero, ya lo he dicho en alguna ocasión: una cosa es escribir como los ángeles y otra que te lo produzca alguien. Evidentemente, este suspiro de cuerpo que se pasea por mi casa y tiene mi cara, no cuenta con colegas influyentes o amiguetes enrollados con contactos en las altas esferas. “Bastante tienes con pertenecer al Club más selecto del infierno y ser eternamente joven” oigo allá, por lontananza. Jodido internauta… si no tienes pasta para hacerme de productor ya puedes morderte la lengua.

Total, que como mi contrato no tiene letra pequeña sobre ventas a terceros y la parte del enchufe está lejos de mis posibilidades, he tenido que recurrir a esa cosa que a los guionistas se nos da tan bien como es:

HABLAR EN PÚBLICO SOBRE NUESTRAS OBRAS

Vamos, el pitching de toda la vida.

Tenéis que saber algo antes de que os meta el rollo. Los guionistas nos reconocemos unos a otros de formas bastante poco comunes pero totalmente aceptadas como estándar en nuestras vidas:

1.- Todo guionista que se precie será un sociópata: si veis a un tipo en el metro que se os queda mirando fijamente como un vampiro de energía que tratase de arrancaros el alma y luego saca un cuadernito y se pone a garabatear como si le fuese la vida en ello, es un guionista.

Escalofrío.

2.- Todo guionista que se precie será un inadaptado social: si veis a una muchacha que lleva un móvil de última generación con el que interactúa, unos cascos de Ipod y va acompañada de gente con la que habla, no es una guionista. Los guionistas que se precian están en su casa viendo series de los sesenta (porque las de los ochenta ya están sobreexplotadas), viendo películas de su infancia una y otra vez (porque volver a las raíces de uno y ser fieles a sí mismo es lo que mola) y leyendo Bloguionistas en el ordenador (porque son guays y han triunfado en la vida, no como tú, inadaptado que por simple comparación te sientes como un protozoo. Merecen restregártelo en los morros)

Doble escalofrío.

3.- Todo guionista que se precie será incapaz de hablar en público: si veis a un tipo que huye por la puerta de atrás antes de que suene la alarma de incendios, es un guionista que ha visto fuego y ha preferido dejar que todos se quemen vivos antes que dar un grito y que decenas de ojos se fijen en su cara. Una barbacoa es un mal menor por evitar un mal rato y por supuesto también está el efecto secundario: si en la sala hay otros guionistas, menos guionistas en este mundo, a más tocamos.

Triple escalofrío.

Y establecidas las bases de la personalidad psicópata de los guionistas, retomemos la idea principal: el pitching.

Como yo soy guionista, aunque muchos se nieguen a aceptarlo, tengo ciertos rasgos de los anteriormente mencionados y prefiero esconderme mil veces  debajo de un sofá haciendo compañía a las pelusas que exponer mi alma ante un tipo al que sólo le preocupa el presupuesto. De modo que decidí ver como lo hacían otros… por una cuestión meramente educativa, no os vayáis a creer.

Así que con la lección aprendida de cómo hay que hacer un pitching, o sea:

1.- El productor quiere ganar dinero porque es un empresario

2.- Como es un empresario es mejor no aburrirle y ser breve

3.- Ser breve significa contar tu idea en cinco minutos

4.- En cinco minutos no se puede contar la historia sino picar la curiosidad

5.- Picar la curiosidad es ser simple y no dar detalles.

6.- No dar detalles capta el interés.

7.- No se puede captar el interés si cuentas más de una idea.

8.- Tu idea en un resumen escrito es el mejor de los recordatorios

9.- NI SE TE PASE POR LA CABEZA LEER. Es tentador, porque a estas alturas y con todas esas carencias emocionales y afectivas que debes tener, unidas al nerviosismo y a la falta de sueño, leer en vez de pensar es un jugoso filete frente a ti que no te puedes comer. Lo siento, la vida es cruel.

"Guionistas" está escrito en pequeñito. Como en buscando a Wally.

Pues con todo esto en mente, me fui al “6º Encuentro Profesional de Productores y Guionistas de Cortometrajes” con la idea fija de que no habían elegido mi guión de corto (que mandé con mucho amor en la fecha establecida), porque era demasiado bueno y sería un error desperdiciar tamaña obra de arte (que por cierto, pasó los cuartos de final en el Page International Screenwriting Awards en Los Ángeles) para un pitching taaaaaaaaaaaaan local.

No siento rencor alguno.

Me siento. Diez pitchings. Diez guionistas elegidos entre noventa. Tres horas. Público: estudiantes de producción haciendo preguntas sin sentido, un representante de la ACE que metía cuña a cada guionista para ver si se asociaban fuese pertinente o no su intervención, un tipo mayor con mucho tiempo y obsesionado por saber de cada guionista su curriculum vitae (ese sí que exudaba rencor). Y poco más.

Esto es profesional ¿no? Me parto de risa.

Dejando de lado las historias, que podían gustarte o no, ver cómo otros hacen un pitching siempre es educativo. La gente era variopinta en sus estilos y su retórica. Algunos simplemente hablaron y otros llevaban ordenadores con presentaciones en flash, storyboards y sugerencias de localizaciones o tratamientos secuenciados. Una persona tuvo la osadía de leer y representar el guión causando gran regocijo entre el público. Aunque, obviamente no pudo terminar, se vio que servía para la farándula.

El mejor de todos, desde mi punto de vista siguió estos pasos:

1.- Abrió un powerpoint sobre el que apoyaba sus palabras

2.- Se presentó a sí mismo: nombre, curriculum.

3.- Presentó su obra: título, duración, género e idea

4.- Presentó su perfil: referencias laborales, otras obras y premios o menciones

5.- Vende como positivos los puntos de su obra que podrían parecer negativos al productor

6.- Habla de referencias sobre las que se asienta su idea

7.- Datos de contacto: mail y móvil. Punto final.

Fue el único al que un productor que estaba en la sala pidió directamente hablar con él.

Y ahora, para que veáis que este blog es una simple tapadera para airear mi obra os diré que si tenéis algún colega productor, mandadle el enlace de este blog. Que se eche unas risas con las mamonadas que digo, que me coja cariño. Que vea que soy una damisela en apuros con unos cuantos guiones que le harían ganar tanta pasta que se retiraría a un paraíso fiscal. Que tengo historias para el niño y la niña en formato corto, largo y serie. Dramedia y Sitcom. Risas y llanto. Suspense y amor. Acción y fantasía. Tramas impactantes e historias profundas.

Si por el contrario, eres un estudiante de producción te acabas de convertir en mi mejor amiguito/a.  Te necesito. Escríbeme. Tú y yo tenemos que hablar.

Una última anotación: por favor, si conocéis al tipo de la ACE, no le paséis mis datos. Jamás.

Anuncios

Acerca de La Guionista Famélica

La Guionista Famélica.
Esta entrada fue publicada en Manual para Guionistas Recientes, Mi vida en prosa y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a De cómo me fui de pitching

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Luis dijo:

    Hola Guionista, acá un fiel seguidor de tu blog. Ya me conoces, siempre me estoy metiendo en tus asuntos sin que me llamen, jaja. Bueno, dejo toda esa pavada para desearte suerte, mucha suerte!! 😀

  3. Elena dijo:

    Pero chato, no te atreves a hacer un piching o que?
    Se pasa mal, pero eso lo practicas bien en tu casa, delante de algunos amigos de confianza y listo.
    No vayas a perder oportunidades por esto hombre!
    Muchos ánimos y prepárate un piching ya!

    • Gracias por los ánimos Elena, seguro que en cuanto algún productor quiera escucharme no hay quien me pare 🙂
      Y otra cosa, no sé porqué todo el mundo se empeña en pensar que soy un hombre, pero no. Soy UNA GUIONISTA.
      Famélica, eso sí.
      Saludos
      LGF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s