Películas para niños creativos: “Oz, un mundo fantástico”


Queridos todos y todas… ¿tenéis niños? Si habéis nacido a finales de los setenta o principios de los ochenta es muy probable que sí. También es probable que viváis en casa de vuestros padres y gastéis vuestro dinero en comprar Iphones porque hay mucha crisis y una casa no os vais a comprar. La otra opción es que os acabéis de divorciar porque sólo os habéis casado con vuestro novio/a porque era lo que tocaba. Pero la verdad, vuestras miserias emocionales o románticas me importan un cojón de pato. Lo que me interesa es que os pongáis a procrear.

¿Os suenan? Pues no los lleva puestos la Malvada Bruja del Este

¿A qué viene esta presión añadida a la hipoteca y a mantener la apariencia de ser guay en twitter? Muy fácil. Si no tenéis niños no vais a disfrutar suficientemente el revisionado de la serie de películas que dispongo a sugeriros, pero rememorarás buenos tiempos, que nunca viene mal.

Y como buen progenitor que quieres ser para tus futuribles vástagos, querrás que salgan un poco como tú, ¿no? Bueno, no tan bien como tú, pero que te vayan a la zaga. A ver que se han pensado estos críos. Les pides una vez que te programen el VHS y te tratan como basura.

Electric Healing… la terapia más rompedora. Ya lo entenderás más adelante.

Porque seamos claros: tú has visto muchas de estas películas y aunque no te acuerdas, te marcaron la infancia. Como a mí y al resto de mentes creativas y privilegiadas que hemos crecido con grandes películas infantiles que NO ERAN PARA NIÑOS.

Total. Que parece que en los ochenta partieron la pana con películas apasionantes en las que aparecían niños, básicamente por el tema del target, pero que contaban historias que ya podían haber salido de lo más profundo del infierno. Y nadie se llevaba las manos a la cabeza.

Nadie tenía miedo de que no pudiésemos soportar la parte con salsilla de la vida. Partes un poco más oscuras y prometedoras que la manzana de “Blancanieves” o el terrorífico banquero de “Mary Poppins”.

Cuidado con los Rodadores. Bad Boys.

Estoy hablando de cosas como cabezas cortadas, manicomios, terribles monstruos… lo que viene siendo lo usual en cosas como “Wall-E” o “Toy Story”. Que no digo yo que no estén bien, pero se echan de menos historias con un poco más de enjundia.

Muy bien, pues vamos a ello. Vamos a crear una nueva generación de niños verdaderamente creativos, libres de noñerías y con historias fuera del “Quiero ser libre…y casarme con un chico guapetón” que cantan mirando por una  ventana todas las heroínas de Disney desde “La Cenicienta” hasta “Enredados”. En serio. Ya vale con la misma historia desde hace cincuenta años.

RETURN TO OZ (OZ, UN MUNDO FANTÁSTICO) 

Es la primera película que tenéis que añadir a vuestra lista. Fue dirigida por Walter Murch y co-escrita por éste y Gill Dennis.

A Walter Murch se le conoce mucho mejor por haber ganado un Oscar a mejor sonido por “Apocalypse Now” que por dirigir esta película. De hecho, es la única que ha dirigido y dando gracias.

Parece ser que cuando los de la Disney se enteraron de qué iba el guión estuvieron a punto de pararle el proyecto. Sin embargo, salió George Lucas por detrás de la cortina de dinero que le estaba cayendo con la saga fantástica y logró convencer a la productora de que le dejasen seguir. Sin embargo, tuvieron la excusa perfecta para vetarle cuando solo se embolsaron unos 11 millones de dólares de los 25 que costó rodarla.

Era una apuesta arriesgada, pero todo el cine de culto tiene algo de maldito en las taquillas. Veamos el trailer, que por otra parte no le hace ninguna justicia a la película.

Pues bien, nuestro amigo Walter no estaba solo en su locura. Gill Dennis, que a diferencia del director, era guionista y no técnico de sonido, ayudó a generar una historia mucho más adulta que ocurre seis meses después de que Dorothy volviese de Oz y está basada en libros de la saga de L. Frank Baum.

Como sabemos, la niñita encantadora volvió a su choza de Kansas y fue recibida amorosamente por sus tíos. Todos cantaron “Somewhere over the rainbow” y corte a créditos en Technicolor.

La historia se retoma cuando:

Dorothy sigue hablando de Oz y sus tíos comienzan a pensar que está loca.

Un incidente desencadenante por el que saltan chispas

La niña, que es nada más ni nada menos que Fairuza Balk con trenzas, evidentemente con este papelón ya no canta. Sin embargo no se muerde la lengua y sigue hablando de sus fantásticas aventuras en el reino mágico. Una noche ve pasar una estrella fugaz y descubre una llave con la marca OZ en la empuñadura y su delirio se hace cada vez más evidente para los adultos. Así que…

Su tía la lleva a un manicomio a recibir una nueva y revolucionaria terapia de electroshock.

Allí es recibida por la malvadísima enfermera Wilson y el siniestro doctor Worley y la encierran en una habitación donde puede escuchar los terribles alaridos de otros pacientes dañados por las descargas. Mientras esto ocurre comienza a llover. Menudo planazo. Aunque no todo es horrible. Una niña rubita aparece y la regala una cabeza de calabaza porque pronto es Halloween ¿? Después de eso, la atan a una camilla y están a punto de dejarla frita cuando…

¿INTERESANTE O QUÉ?

Cambio de cabeza: hoy pelirroja.

Os puedo decir que las cosas van a más. En esta película hay brujas que cortan cabezas y se las ponen como quien se cambia de camiseta, un malvado rey gnomo hecho de piedra, inquietantes seres inertes que regresan a la vida después de ser rociados con “Polvos de la vida”, Desiertos de la Muerte, esclavos atrapados en espejos, gallinas habladoras y huevos venenosos, sólo por mencionar algunas cosas. También están los viejos amigos: el león, el armario… No, espera eso es de otra saga. Bueno, ¡que sigue habiendo chapines de rubíes!

Ahhh….¡cómo echo de menos un cine infantil de esta categoría! Menos Hello Kitty y más Bye Bye Dead Cat. Eso es lo que nos hace falta.

Ya estoy deseando seguir con la segunda de la lista.

¡Grrrrrrrr!Pero antes de eso quiero… que digo quiero, NECESITO que sepáis que ha pasado con las pequeñas protagonistas. Fairuza sigue actuando en cosillas aquí y allá. La chica tiene una cara que la define bastante y ella se encarga de sacarle partido. A mí siempre me ha parecido una mezcla extravagante entre Angelina Jolie y Juliette Lewis.

Emma Ridley, la pequeña Ozma, parece ser que a los 13 años le encantaba hacer strip-tease en las discotecas londinenses y se casó con 15 años en Las Vegas con un pavo de 30. Después de un inconveniente aumento de peso, redescubrió a Jesús y fundó una cadena de… bueno, no quiero estropearos la sorpresa: SORPRESA.

Me encanta ser superficial. A veces.

Acerca de La Guionista Famélica

La Guionista Famélica.
Esta entrada fue publicada en Películas, Trailers y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Películas para niños creativos: “Oz, un mundo fantástico”

  1. zeroneuronas dijo:

    La apuntaré para mi pequeña Alicia. Y como no le guste, te echaré la culpa.

  2. Pingback: “El Cuentacuentos” de Jim Henson | Cambio guión por comida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s