Cortometrajes Goya 2012: ficción, animación y documental.


Este año no pudo ser.

¿Desde cuándo un montón de gente se alinea a la entrada del cine Capitol a las 18:30 un día entre semana para ver cortometrajes? ¡Que venga el Hombre de Rojo y lo vea!

A ver. No me malinterpretéis. Cortogenia se merece una asistencia masiva de gafapasteros, familiares orgullosos y actores en paro en busca de morderle los tobillos a algún productor. Pero de ahí a que la cola diese la vuelta a la esquina como en el estreno del Titanic allá por el 97… Hay cosas que sólo tienen sentido por la crisis.

Lamentablemente, mis agotados huesecillos no fueron capaces de soportar una espera prolongada en posición vertical y decidieron salir por patas hacia el Rodilla de Callao para mendigar un sándwich de pavo con manzana. Fue una tarde de lo más miserable.

Pero tranquilos… ¿sabéis guardar un secreto? ¡shhh! os lo cuento, así por lo bajinis. Es que les robo el wi-fi a mis vecinos y me he podido ver la mayor parte de los cortos desde la comodidad de mi salón victoriano.

No es lo mismo, ya lo sé. Y para más inri hay gente que no se atreve a poner su obra de arte en internet ni habiéndola nominado. ¡Chavales! ¿A qué tanto celo? ¿Tenéis miedo de hacer ventas bajas en el top manta?

Como el cortometraje español da tanta pasta y tanto prestigio… Hay que joderse.

Total, que como no he podido ver todos los nominados de cada sección voy a tener que hacer bulto hablando incluso de los documentales. Algo aborrecible, como cualquiera que sea guionista sabe. ¿Quién de vosotros, guionistas, con el alma en la mano puede decir que los documentales le importan?

A ninguno. Los documentales no se guionizan, se fuerzan. Forzar la vida es la antítesis de crear ficción. O algo peor. Podría darse el caso de guionizar la vida, algo que me atemoriza y desconcierta a partes iguales. Personas reales abocadas a ser manipuladas y suavemente empujadas a sentir esto o aquello en el momento adecuado por el bien del documental.

Pero no me voy a extender; quizás en otra ocasión. Ahora vamos al lío.

CORTOS DE FICCIÓN

Matar... de aburrimiento

1.- Matar a un niño: no sé quién lo define por ahí como corto experimental. Definitivamente es un experimento que les ha salido de pena. Al principio me frotaba las manos pensando: “Matar a un niño”, que temática tan atractiva. No sé si lo sabéis pero en la ficción no hay nada tan gratificante como acabar con un perro-patada o un niño malvado. La experiencia es especialmente gratificante si salen disparados por la ventana estilo muelle de ACME.

Pero no. Mi gozo en un pozo. “Matar a un niño”, de los hermanos Esteban Alenda (haciendo un intento de parecerse, por lo menos en la denominación filial, a los hermanos Cohen), es una tentativa aburrida y plomiza de asemejarse a “La Jetée” de Chris Marker, que la mayoría sólo recordaréis por haber sido reconvertida en el largometraje de culto “12 monos” por obra y gracia de Terry Gilliam. Seguramente no se os escaparán las similitudes: uso del blanco y negro, fotografías y voz en off. Evidentemente, las comparaciones son odiosas, especialmente en el caso de los Esteban Bros.

Desde el punto de vista del guión, este corto no tiene nada que aportar a la historia de los cortos. Está basado en un juego de palabras. Ahí reside su efímero interés y su decepcionante final. Una familia desayuna una mañana, la madre manda al chiquillo en cuestión a por azúcar a casa de la vecina y no, no hay un asesino en serie sediento de sangre esperándole a la vuelta de la esquina. Eso sí que hubiese sido premonitorio. Os destrozaría el final, pero no se me ocurre ni un buen chiste que merezca la pena una risa. Así que lo censuro con mi falta de aprecio.

Metacine para modernos

2.- El premio: hay algunos que escuchan “metacine” y empiezan a salivar, como el experimento pauloviano. He de decir que a veces tiene gracia, como en “El último héroe” o “Scream 3” (espera, ¿realmente he escrito eso?)… pero, desde mi punto de vista, esa clase de cosas encajan mejor en la crítica social o la comedia. Si te marcas un drama, tienes que hacerlo para matrícula. Es una pena que este corto de León Siminiani se haya puesto tan trascendental. Dos actores. Ella hace de sí misma. Él, hace de su marido-actor frustrado. Ella nominada a los Goya. Él tan celoso que sólo le faltan los músculos de Hulk porque el color ya lo tiene. Están en crisis, imaginaos por qué. Llegan a los Goya y ella no gana. Discurso lacrimógeno de “no me apoyas nada” e inevitable ruptura.

¿En serio? Me pregunto si han nominado este corto porque el director tiene otros mejores que nunca fueron valorados o si resulta que nominar a un Goya a un corto que habla sobre los Goya le ha parecido a la Academia lo máximo de la sofisticación.

¿Quién no querría un regalazo así?

3.- El barco pirata. Mira por dónde Fernando Trullols me cae bien. No le conozco de nada, pero me gustaría. Ha escrito y dirigido un corto con gracia, interés y un puntico de mala leche que encaja con mi estilo.

Un padre bastante fracasado en casi todos los ámbitos de la vida se gasta una pasta gansa en un barco pirata para que los Reyes Magos se lo traigan a su niño. Evidentemente, algo va a pasar con el regalo, el padre y los Reyes Magos, aunque seguro que no como os imagináis.

Al loro la madre del protagonista. Una abuela de las de antes. Tenéis que verlo y disfrutarlo.

El corto desconocido

4.- Meine Liebe. No puedo decir nada de este corto porque no está disponible para su uso y disfrute por parte de los más abyectos de los mortales: Laura Pousa y Ricardo Steinberg, gracias de todo corazón. Menos que escribir.

Mi apuesta: “El Barco Pirata”

Quién creo que ganará: “El Premio”

CORTOS DE ANIMACIÓN

El nihilismo hecho pájaro

1.- Birdboy. ¿Sabéis cuando se mezcla la estética de Tim Burton con una historia sin pies ni cabeza? Pues eso es este corto de Pedro Rivero y Alberto Vázquez Rico. De verdad. Quien sea capaz de entender lo que nos han querido contar que levante la mano.

Hay una chica ratón muy feliz y un chico pájaro muy outsider en una isla. Parece que los pájaros rebeldes le molan a la ratoncita. El pájaro vive en un estado de depresión eterna causada por múltiples traumas infanto-juveniles, abuso escolar y desarraigo familiar. Además, no puede volar. Todo muy traumático.

De repente hay una explosión nuclear, el padre de la ratona muere y es sustituido por un tipo raro y un perro-patada (de esos que tiraría por la ventana), con lo que ella se sume en el nihilismo más absoluto. Máscara incluida. Mientras tanto el pájaro ha caído en las drogas, pero en el fondo es un buen chaval.

En fin, ¿por qué seguir hablando de este corto? Me da la sensación de que si escribo más sobre él acabaría dándole algún sentido que no tiene, como cuando estoy en el baño y creo ver caras de Bélmez en los azulejos.

Un cantante enamorado

2.- Ella. Juan Montes de Oca ha construido un cuento sobre el amor y la perseverancia. No es la clase de historia que estaría viendo cada día, pero tiene a su favor que tiene principio, medio y final, se entiende y está aderezada con grandes dosis de melancolía y final feliz.

Mi opinión es que se regocija excesivamente en la canción (que es lenta y además se repite). La primera vez que se escucha (del minuto 4 al 9) se aprovecha la música para presentar a los personajes y luego acorta la acción directa haciendo elipsis temporal. La segunda vez que se escucha, en el punto medio (del minuto 9 al 10:30), la canción es una variación, pero después de escucharla machaconamente durante cinco minutos, ya estás saturado y como no hay acción se hace pesada. Finalmente, volvemos a escucharla desde el minuto 14:45 hasta que se terminan los créditos en 19:45. Vamos, que o esta canción te pirra o prendes fuego al cine.

Sin embargo la música es la espina dorsal del cortometraje, así que no hay mucho más que decir: o te gusta o no.

Un videojuego muy molón

3.- Rosa: debe ser que los de los Goya tienen algo que reivindicar respecto a la industria del videojuego español porque el año pasado también metieron una nominación sin sentido en esta sección con “La Torre del Tiempo”.

Sinceramente, me parece bien apoyar a los grandes talentos del 3D patrios, pero este corto, por llamarlo de alguna manera, no es más que una intro de videojuego terriblemente bien hecha. Influenciada por Matrix, sí. Pero eso no justifica que nos lo quieran hacer pasar por una historia con sentido.

Como cualquier otro videojuego, comienza en un futuro post-apocalíptico. Nuestra heroína, que parece guiada por un ordenador al más puro estilo “Terminator” o “Robocop”, se enfrenta a unos muchachos malísimos haciendo preciosas fintas y patadas congeladas que harían que Trinity la demandase por plagio. Más allá de eso, no sabemos cuál es su objetivo, ni por qué tiene que luchar, ni nada de nada.

Total, espero que Jesús Orellana consiga hacer el videojuego y rompa moldes. Se lo merece. Pero, ¿un Goya?

Nunca sabré de qué va

4.- Quién aguanta más. Otro que no puede ser valorado por esta mente prodigiosa porque no aparece por ningún lado. Aunque, sinceramente, ¿en este mundo de comodidades, quién querría ver un corto en euskera cuando ya da pereza verlo en inglés? Gregorio Muro me ha hecho la vida más fácil.

Mi apuesta: “Ella”

Quién creo que ganará: Ni idea

CORTOS DOCUMENTALES

La verdad es que me siento un poco incómoda hablando de personas reales con sus circunstancias. Y digo esto porque normalmente no se hacen documentales “para ganar un Goya” basados en la experiencia de un anciano venerable con el salvamento de delfines o en el primer cumpleaños del osito Dulcísimo, nacido en cautividad con poco peso. Eso garantizaría la ternura de vuestros corazones, pero para la verdadera lucha armada hay que apuntar más alto.

Una mira telescópica dirigida hacia la realidad social, una cruda visión de la que no podamos apartar la mirada. Un desperezador de conciencias, que estamos adormecidos por tanto iphone y tanto cupcake con forma de rosa que tiene que venir alguien a decirnos que no todo es felicidad en esta vida.

¡Malditos!

Hay vida antes de la muerte

1.- Alma. Un documental de los crudos. Un joven con una enfermedad degenerativa con una niña de tres años y una mujer entregada. El punto climático de la historia es cuando Jose Javier Pérez Prieto consigue que el protagonista llore frente a la cámara contándonos su “Testamento en vida”; porque el joven va a morirse, de eso no cabe la menor duda.

Odio palabras como “protagonista” y “punto climático” en algo que no es ficción.

Senegal, dos puntos de vista

2.- Nuevos tiempos. Jorge Dorado nos presenta dos jóvenes senegaleses deseosos de salir de la pobreza. Una chica ambiciosa que desea labrarse su futuro estudiando en el sector de la metalurgia y cuya mayor aspiración es tener casa, coche y talleres de reparaciones cada 4 kilómetros. Y un joven que ha intentado cruzar en patera el Atlántico no sé cuántas veces arriesgando su vida para llegar a España sin conseguir nada a cambio.

Supongo que la intención del director era mostrarnos que la educación puede salvar a los jóvenes de morir en el mar y que estudiar es lo que se tiene que hacer en los “nuevos tiempos” del título.

Está claro que esta gente no sabe que los españoles también deseamos tener casa y coche propios. Algunos incluso sólo quieren pagar la renta y comprar comida, porque educados ya estamos.

Buñuel, revisitado

3.- Regreso a Viridiana. Un documental con marca TCM, o sea, con marcado acento cinematográfico. Pedro González Bermúdez nos presenta a una mujer francesa que vivió la experiencia de estar en el rodaje de “Viridiana” y lo que esto aportó a su vida. Una visión de Buñuel y de su obra a través de los ojos de una becaria.

Un documental que se deja ver.

Fútbol y sexo, eso sí que vende

4.- Virgen negra. Otro cortometraje que no podré valorar en su máxima expresión porque no está disponible. Sin embargo sí que está disponible un trailer de esta obra de Raúl de la Fuente.

Basándome en lo visto, parece una historia sobre embarazos de penalti entre jugadores de fútbol y prostitutas. Todo podría ser muy glamuroso si pasase en Europa. Ya sabéis: demandas de paternidad, primeras planas en Yahoo OMG y programas sensacionalistas. Pero, pasando en África, sólo hay primeros planos de adolescentes dando a luz entre terribles dolores y jugadores con zapatillas rotas.

Mi apuesta: “Regreso a Viridiana”

Quién creo que ganará: “Alma”

ACTUALIZACIÓN

Redoble de tambores y… los agraciados son:

Mejor cortometraje de animación: “Birdboy”. ¿En serio? Bueno, alguno tenía que ser.

Mejor cortometraje de ficción: “El barco pirata”. ¡Muchas felicidades! sin duda ha ganado el mejor.

Mejor cortometraje documental: “Regreso a Viridiana”. ¡Muchas felicidades también! Un documental estupendo.

Genial, mis predicciones han sido acertadas en un 66’6%, lo que no está nada mal para una chica hambrienta.

Acerca de La Guionista Famélica

La Guionista Famélica.
Esta entrada fue publicada en Cortometrajes, Premios y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Cortometrajes Goya 2012: ficción, animación y documental.

  1. Adela dijo:

    Buenas! Coincido en muchas de las cosas que comentas. =) De animación doy mi voto también a “Ella” (a falta de ver el vasco), porque los otros dos no me dicen mucho (artísticamente están bien, cada uno en su línea, pero de argumento…). De ficción, también me encantó “El barco pirata”, y diría que no te pierdes mucho por no ver “Meine Liebe”, una historia supuestamente sentimental pero para mí insulsa, cortada por escenas que no llegan a cuajar. Y los docus no me he visto ni uno… jejeje. Interesante el blog, un saludo cinéfilo!

  2. Marc dijo:

    El final de “Quién aguanta más” (Zeinek Gehiago Iraun) es manipulador y efectista hasta el hartazgo. Que cabreo me he llevado, porque hasta el momento me gustaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s