Archivo de la categoría: Mi vida en prosa

Donde La Guionista Famélica cuenta su ajetreada vida

De cómo un tipo raro me okupó la casa

Ya os he hablado sobre el Hombre de Rojo, pero todavía no os he hablado de mi club. Un error imperdonable. En realidad no os iba a hablar de él, pero mis mejores amigos en el mundo (Robert, Steven y … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Mi vida en prosa | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

De cómo gracias a los extraterrestres soy eternamente joven

Si ya sabéis de mis andanzas, habréis descubierto que hace un tiempo vendí mi alma al Hombre de Rojo. Original como soy yo, no lo hice por dinero, por el amor de mi vida o la paz en la Tierra, … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Mi vida en prosa | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

De cómo Cuentos Asombrosos decidió mi futuro

¿Sabéis que a las pajitas las carga el Diablo? Es increíble que esto me haya podido ocurrir a mí, que soy una muchacha tan temerosa de Dios y con un conocimiento tan vasto de la cultura cinematográfica pop… ¿Que qué … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Mi vida en prosa | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

De cómo abracé la magia negra (Parte II)

Bien, retomemos el ambiente tenebroso que habíamos abandonado la semana pasada: Tú que quieres ser guionista, tú que lo eres pero aún no lo sabes, o incluso tú, que lo eres, pero necesitas un poco de reconocimiento porque no te … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Mi vida en prosa | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

De cómo abracé la magia negra ( Parte I)

La verdad es que 1985 fue un año maravilloso. Seguro que, para otros guionistas, mediados de los ochenta también fue una época mágica. Sin embargo, nunca he logrado corroborarlo debidamente, puesto que, cuando decides hacerte guionista, pasan cosas extrañas. Analicemos … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Mi vida en prosa | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

De cómo mi mundo cambió de espacio-tiempo.

Con 7 años me enamoré por primera vez. Como habréis notado ya, no era yo una niña que se conformase con cualquier cosa. De modo que es impensable que me interesase cualquier Mocolindo del cole o cualquier Nenuco del barrio. … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Mi vida en prosa | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

De cómo subí a Fújur y me quedé ahí

Seguramente fui concebida el día que Michael Ende comenzó a pensar en la Historia Interminable porque la escribió para mí y sólo para mí. Lo siento. Ya se que alguno de vosotros creíais que Michael pensó en vosotros cuando la … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Mi vida en prosa | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Ay, ay, ay… la historia interminable

La vida en Madrid es terriblemente desdichada para una guionista hambrienta como yo que sólo cuenta con chorradas en la cabeza y poco dinero en el bolsillo. Y vosotros diréis: “¿Y a mí qué cojones me importa tu sufrimiento? Pues … Seguir leyendo

Tu voto:

Publicado en Mi vida en prosa | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario